VIDA...



A veces necesito 500 palabras para expresar algo, a veces necesito miles. A veces ni siquiera logro expresar lo que siento con palabras. Hay otras ocasiones en las que una sola palabra define situaciones.


Hoy es un día extraño en el Sur; extraño por la lluvia, que se convierte en elemento casi olvidado. Me siento a ver cómo llueve y trato de buscar la palabra que defina mis sentimientos exactos, la palabra que sirva de nexo entre dos situaciones mágicas vividas en estos días.

Situación 1:Hace dos días visité un antiguo cobertizo donde se oxidaban los recuerdos de mi infancia. De allí rescaté un cuadro. Dos personas, congeladas en el tiempo, en la foto sepia de lo que parecía ser una pareja de novios.

Dediqué casi medio día a limpiarlo y darle la decencia que aquellos dos jóvenes hubieran deseado hace más de cincuenta años.
Ese mismo día por la tarde pude preguntar y enterarme. Es la foto del abuelo y la abuela cuando se casaron...Me cuenta ella , pues él murió hace unos años, que cuando se casaron fueron a Málaga y se buscaron un retratista, pasaron la noche en una pensión y al día siguiente volvieron al pueblo. Dos pesetas se gastaron.
Mis orígenes familiares son muy humildes, pero ese es motivo para otro post.
El cuadro se había extraviado una de esas veces que se había pintado la casa, y nadie le volvió a dar importancia; total, se trataba de un viejo cuadro apolillado...hasta hace dos días.
Con mucho cuidado, coloqué el cuadro en su sitio.
Situación dos: Viendo una película hace apenas 24 horas, decían lo siguiente:
"-Eres feliz...
-Intento serlo.
-Se te nota en la cara, ¿como lo haces?
-Es facil, hay que dejarse llevar...
-¿Y si sale mal?
-Prefiero equivocarme a no hacer nada. Prefiero meter la pata a perdermelo todo. A mi me funciona. Deberías probarlo"


Ahora, cuando escribo para tí en este blog, y a la vez para mí en esta especie de autoconfesionario público, acabo de encontrar la palabra que une estas dos situaciones vividas en apenas dos días. Lástima que la palabra sea sajona: FLOW...

2 comentarios:

AMELY dijo...

Es cierto se nota en la cara ,yo tampoco quiero perderme nada de daaaada.
Me gusta como escribes, me gusta como expresas,me encanta como sientes.
te invito a un vino

salva dijo...

gracias amely!!
nadie como tú sabe hacer...café