DOS AÑOS SIN FUMAR

Hoy hace dos años que dejé de fumar. Otras veces lo había conseguido, pero siempre recaí. Esta vez no. De todas formas, creo que no me convertí al anti-tabaquismo, tampoco me convertí en un talibán antifumadores. Comprendo que el fumar es un placer y que hay gente que disfruta con ello, otra que no puede dejarlo, otra que no quiere, casi todos tienen mi simpatía. Es el juego de la vida. Tampoco me molesta que la gente fume a mi lado, debo ser alguien atípico en ese sentido.
De hecho considero que el hecho de fumar sigue teniendo cierto atractivo. La pose en el fumar de determinadas mujeres sigue diciendo mucho de ellas...y de ellos. De todas formas espero seguir sin hacerlo. La causa me la reservo...

No hay comentarios: