TRES SEGUNDOS

Vemos una película y nos emocionamos.
Oimos canciones que nos llegan a conmover.
Muchas flores e insectos están en peligro de extinción,y nos indigna.
Las ballenas y las focas pueden desaparecer,y nos movilizamos.
Nos emocionamos incluso viendo una puesta de sol o ver caer la lluvia.
Un niño muere en el mundo cada tres segundos de hambre y falta de alimentos. Piénsalo bien.
Un, dos, tres...cada tres segundos. Es espeluznante. Nadie se mueve.
Nuestro mundo se acojona porque suben las hipotecas, porque no nos podremos comprar esa moto que queríamos, porque "con la crisis" no iremos de viaje a Nueva York.
Un, dos, tres...ellos no entienden de nuestras crisis, simplemente se mueren para siempre.
A veces pienso que soy un poco bipolar (¿quién no lo es haciendo Medicina de Familia?), otras que soy una mezcla entre romántico del siglo XIX, estoico griego y un poco Schopenhauer por supuesto. Otras veces, simplemente me considero un caradura (y quién nacido a orilas del Méditerráneo no lo es un poco...). De todas formas, si alguna vez dejo de creer que es necesario luchar contra lo injusto, te autorizo a que me escupas a la cara. Un, dos tres...no lo olvides.

1 comentario:

MacT dijo...

Me Encantó esta entrada, siento q es la mejor en todo tu blog, aunque eso no le quita merito a las otras...

saludos (llevo muchiiisimos dias leyendote, eres buenisimo escribiendo).