FRIO

Escribo desde los hielos, desde un lugar donde el tiempo se congelo, donde los ordenadores no tienen tilde.
Volando desde la tierras del sur calido y apacible, desde las playas donde siempre es verano, aterrizo en una tierra hostil y helada donde vivir es puro milagro.
Me gusta la gente de esta tierra. A veces creo que soy tan raro que me gusta la gente de todos los sitios que visito (excepcion hecha de ciertos talibanes que casi nos echan a patadas del metro de Estambul por reir en publico estando en ramadan).
Hoy me paso algo curioso...Una anciana con al menos ochenta y siete primaveras a sus espaldas nos sonrie en un puente sobre un rio de aguas heladas, la miro de arriba abajo...sin duda por causa de un olvido se ha puesto una falda y los tres grados bajo cero que soportamos me dan la solucion, la anciana no me sonreia simplemente es que un rictus de frio le daba esa apariencia a su cara. Aqui hace mas frio que robando pinguinos.
Escribo desde uno de los rincones mas bonitos del mundo, y siempre que viajo me gusta dejar un trozo de mi en este blog, quizas porque me gusta compartir, quizas Freud tendria mucho que decir en esto, pero la verdad es que me importa un pimiento...respiro, me pongo mi gorro, mis guantes, mi panuelo (joder tampoco hay egne en este teclado) palestino, respiro un vaho helado a una calle helada...y sigo.

2 comentarios:

Nebulina dijo...

Me das mucha, mucha envidia

Juana dijo...

Gracias por compartirlo con nosotros.
A mí que no me gusta viajar, pero tengo una especial afición a los relatos de viajes jajajaja
Es un placer leer el disfrute ajeno.