DOLOR-1

!Maldita sea!...
Siempre pensé que al cumplir determinada edad ya no me pasaría lo que me sucedía de niño o de adolescente, que las cosas que te pasaban con 15 años no te pasan con trentaitantos. Desafortunadamente me equivocaba, los hechos me dan la razón.
En este mismo instante me siento absolutamente perdido, sin saber como reaccionar, cómo actuar. Algo que empezó como una simple necesidad, como algo cotidiano, una de esas cosas que haces sabiendo que andas seguro, que no te dañarás, que eres más listo que nadie porque con treintaitantos no te pasaría lo que te pasaba con quince años, me ha terminado dañando.
Y lo que inicialmente fue como algo placentero ha acabado siendo doloroso, quizás una de las sensaciones más dolorosas que he sufrido en mi vida. No me arrepiento de nada, pues hay cosas que debes hacer, así es la vida.
He pensado que la culpa quizás sea mía, que no debí haber sido tan precipitado ni impulsivo en mis actos. Pero ya es tarde, en estas situaciones de nada vale culparse o culpar al resto del mundo.
La sensación de opresión, es tan enorme que ni siquiera el llanto la libera.
Lo reconozco, incluso he llegado a pensar que a partir de ahora el sexo ya no volverá a ser lo mismo. Ignoro si será irremediable, pero estoy absolutamente seguro de que pasará tiempo antes de volver a sentir lo que sentí con ella en esas noches eternas.
Quizás quede algo machista, sin duda es machista este sentimiento, pero estoy seguro que esto no le hubiera pasado a una mujer, pues ellas actúan de una manera distinta en este terreno tan peligroso.
Dicen que el dolor es mejor liberarlo, hablarlo con alguien, pedir ayuda. La verdad es dura de reconocer, pero no tengo ningún amigo en el mundo a quien pueda expresar este dolor, y creo que nadie, sino yo mismo, puede acabar con este sufrimiento, con este abismo en el que yo mismo me metí.
Lo he pensado mucho, y he decidido que, puesto que este blog es mi particular valle de lágrimas, en él expresaré mi dolor, en él abriré mis esperanzas y temores, quizás alguien me ayude como quien ayuda al naufrago a la deriva, ojalá.
Pero no será hoy...a lo largo del día de mañana o quizás el jueves, expresaré a los cuatro vientos la causa de este dolor tan profundo; mientras tanto...gracias por estar ahí. The dream is over.
En el post de abajo, la solución...

No hay comentarios: