NEGRO

Apuró el último trago de ron con una sonrisa forzada. Las tres de la mañana era una hora horrible para pensar, sobre todo si mojas tus tranquilizantes en alcohol.
Fuera, la Luna se refleja en la gigantesca piscina del jardín. Siempre adoró a la Luna. Siempre...
En el enorme salón a oscuras, un solo cuerpo desnudo. El suyo. Abre la gran puerta corredera y sale al jardín. Frescor...y césped bajo sus pies. Piensa en todo lo que lleva recorrido, en los años de lucha. Piensa en los tiempos de éxitos y risas. Y se da cuenta de que todo ha pasado, de que ya no es quien era aunque lo intente; de que todo pasó. Y precisamente se ha dado cuenta hace apenas unas horas. Precisamente unos días antes de empezar una nueva vida, de empezar una nueva etapa en su profesión, un resurgir de las cenizas. Precisamente hoy...se da cuenta de que no le quedan fuerzas en su alma destrozada.
Ha oído antiguos discos de Van Morrison y Tom Waits y ha descubierto que está solo frente al mundo. Previamente abrió la tapa de su móvil y estuvo repasando los cientos de teléfonos de su agenda. Ninguno de ellos entenderían que él los llamara y simplemete les dijeraa: "ven que estoy sólo".
Acudirían algunos de ellos, forzados, interesados, o peor aún, movidos por el morbo vital que nos alimenta.
Por eso ha decidido volar. Y vuela mezclando unos somníferos con alcohol y algunas setas alucinógenas que guardaba en la mesita de noche.
Y entonces sale de su cuerpo, y las pesadillas de hienas apestosas pasan a ser mariposas de colores, y el dolor se convierte en risa, y el pudor en sensualidad de todo a cien. Se desnuda y baila bajo la luna, que ahora nota más cerca que nunca. Él lo sabe igual que todos. Baila mejor que nadie en el mundo.
Y entonces llega ese momento en el cual se encuentra al borde del acantilado de la vida. Ese momento de lucidez estúpida que te acude cuando tus neuronas se colapsan por el alcohol y las drogas. Y decide ceder, decide entregarlo todo y tomar las últimas quince cápsulas de Rohipnol.
Sonríe pensando en lo que deja. Sonríe porque sabe que nada deja...
Se sienta sobre el césped, besa a la madre tierra y se va durmiendo...
En un último gesto de supervivencia, y sin saber la causa, marca el número de la única persona que cree que podrá salvarle...55.5..5..6...6.....3.....6............2...
-Hello?.
-Hello doc, me encuentro muy mal, por favor ven.........a casa....-y cuelga.
Siete minutos más tarde Michael Jackson entra en parada respiratoria y fallece mientras su alma sueña volver a bailar de esa manera que nadie ha logrado imitar.
Descansa en PAZ.

4 comentarios:

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Hola, compañero.
FELICIDADES POR TU TRABAJO EN ESTE BLOG.
Soy el creador de “Panorámica Cazorlense”, entre otros blogs, y he entrado al tuyo para invitarte al “I Evento Blog Rural Ciudad de Cazorla”. Quisiera comunicarte que estoy organizado dicho Evento Blog, en Cazorla (mi pueblo), para los días 3, 4 y 5 de Julio. Espero que me comentes y estés interesado en formar parte de esta iniciativa, donde podremos exponer nuestros blogs, libros, fotografías, creaciones propias, etc. y además pasar un fin de semana en contacto con la naturaleza.
Bueno, espero tu contestación, y si no es mucho pedir, hazlo saber a tus contactos que pudieran estar interesados.
Un cordial saludo, y muchísimas gracias.

(Pd. Si quieres puedes destruir este mensaje una vez leído)

Anónimo dijo...

hermoso homenaje!!!! Doloroso pero hermosísimo.

Anónimo dijo...

Increiblemente redactado, nunca me hubiese pensado que seria el, solo hasta llegar al final me he sorprendido. Fantastico punto de vista y mucha verdad en tus palabras. Great!

MARTY dijo...

Pues yo sí me he imaginado de quien hablabas desde la primera palabra;además, no esperaba menos de tí. Llevaba varios días desconectada de la red por estar fuera de casa, y al retomar mis blogs, esperaba que TÚ te hubieras acordado de ÉL. GRACIAS por tu gran sensibilidad. MUCHAS GRACIAS.