SEMANA DE PREMIOS

Bueno, realmente sé que no es muy elegante alardear de premios, pero la verdad, tampoco creo que sea demasiado malo.

Esta semana he ganado un concurso de relatos, cosa que no suele ser muy frecuente. El relato con el que gané fue el llamado Magdalena.

Por otra parte, me publicaron un artículo de opinión en una revista, la reviste e-ras:
Inmigrantes y nativos digitales ( http://www.opinionras.com/index.php?q=node/1044 ) Por cierto en la foto me sacan con cara de terrorista, pero en fin...

16 de Junio del 2009
Por Salvador Pendón Fernández. Autor del blog "Miles de piedras pequeñas"
Inmigrantes y nativos digitales
Estimado/a lector/a, me atrevo a hacerte una pregunta: ¿cuántos correos electrónicos has recibido y enviado en la última semana? Seguramente diréis ¿miles, cientos, decenas…?
Se estima que un joven de menos de 16 años recibe una media de 2-3 correos electrónicos a la semana, y posiblemente en unos años se trate de un instrumento de comunicación obsoleto.
Los que hoy tenemos más de 25 años debemos asumir este fenómeno: siempre seremos inmigrantes del mundo digital, ya hablemos de web 2.0, 3.0 o sucesivas. Igual que el inmigrante que tras treinta años mantiene su acento natal, siempre nos será difícil seguir el ritmo de cambio de la red.
El concepto de Internet como fuente exclusivamente de datos más o menos exactos y mail ha quedado atrás.
La web 2.0 es una forma nueva de trabajar, en la que son los propios internautas los que van configurando esa enorme net, y este fenómeno está cambiando radicalmente nuestra forma de trabajar en la red con la interactividad global, determinada por una serie de nuevas herramientas virtuales:
-Las redes sociales, chats y entornos virtuales como Second Life no son ya un entretenimiento para adolescentes, son una verdadera forma de vivir en conexión, de intercambiar información pública y privada, de hacer negocios y de trabajar.
-El trabajo on line, con entornos tipo Wiki, o el trabajo con firma electrónica hace que trabajar con personas e instituciones lejanas a nosotros pueda ser ágil.
-Los blogs como herramienta de comunicación e interacción, en la cual millones de personas vuelcan sus experiencias vitales y profesionales compartiéndolas con el resto del mundo están determinando una nueva forma de compartir.
En mi opinión, todos estos fenómenos están configurando una nueva forma de funcionar en la mente de los más jóvenes, y ellos serán los futuros usuarios del sistema sanitario a la vez que nuestros compañeros en muchos casos.
-Una nueva generación con capacidades nuevas como la realización simultánea de tareas, necesidad y capacidad de vivir continuamente conectados a la red mediante dispositivos portátiles, tener múltiples personalidades en caso de necesidad u ocio.

-Personas que no entenderán que sea necesario esperar para acceder a la información o a los servicios. En definitiva estamos asistiendo a una desaparición progresiva de los límites virtual/real.
Estos fenómenos, determinados sin duda por la web 2.0 y sucesoras, hará que la sociedad demande nuevos profesionales en la medicina:
-Nos encontraremos pacientes altamente informados, en muchas ocasiones con más conocimientos acerca de su enfermedad incluso que su médico, que demandarán la capacidad poder incluso gestionar su enfermedad de forma semiautónoma (posiblemente tendremos diabéticos, pacientes anticoagulados y otros pacientes crónicos con un nivel de información incluso superior al nuestro para gestionar su patología, y hemos de ser conscientes de ello).
-Demanda por parte del paciente de poder acceder a la comunicación online con su médico.
-La telemedicina se impondrá como forma rutinaria en la gestión de la consulta diaria.
-Existencia de doctores online y segunda opinión médica online, fenómeno que ya está emergiendo en otros países.
-Demanda por parte del usuario de horarios más flexibles en la atención.
-Historias clínicas online que dejarán desfasadas las costosas y poco operativas historias digitales que hoy están desarrollando los sistemas sanitarios públicos de forma parcial.
-Perfeccionamiento en la formas de trabajo en equipos virtuales, congresos y formación online y grupos de trabajo salvando amenazas como la falta de contacto cara a cara.
Y lo más importante: Nuevos retos y cambios que ni siquiera somos capaces de imaginar.
Es por ello que me gustaría dar un consejo a los que hoy nos enfrentamos a los próximos treinta años de medicina en España: debemos asumir que los integrantes de nuestra generación y previas siempre seremos inmigrantes digitales, y como tales deberemos estar alertas a unos cambios, a veces demasiado rápidos para nosotros, pero así se mueve el organismo vivo en el que nos movemos: la sociedad.

No hay comentarios: