CUESTIÓN DE PASTA

Hay momentos en los que te debes cuestionar muchos de tus planteamientos vitales, muchos (o algunos) de tus gestos cotidianos, de tus reacciones. Y puesto que estoy en un cambio de ciclo vital (cada vez que cambia la estación algo va cambiando en mí), hoy me toca examen de conciencia:
-Error 1: Abrir maquinalmente la nevera unas doscientas veces al día los salientes de guardia, o los días que no trabajo, acudir ciento cincuenta veces a la despensa y dieciséis al congelador. ¿Acaso si no habían helados a las 11 hay alguna posibilidad de que a las 12 hayan aparecido?. Lo dudo.

-Error 2: Usar una vez al mes la misma frase: "yo no me he podido gastar eso" cuando me viene la factura del móvil. ¿Acaso alguien usa mi teléfono a escondidas?. Lo dudo.

-Error 3: Sufrir un cuadro de taquicardia y sudoración de manos, así como mirar para otro lado como haciéndome el tonto cada vez que me cruzo con la guardia civil de tráfico. ¿Acaso llevo cocaína en el maletero?. Lo dudo. De todas formas debo aclarar que cierta vez evité una multa por no llevar el carnet de conducir encima ni otra documentación con el socorrido "yo es que soy médico del hospital". Imagino que tendré cara de buena persona, pues la cosa coló.

-Error 4: Sufrir un ataque de ira cada vez que mi "amado" colegio médico me manda una carta, revista o periódico de auto-bombo diciendo lo buenos que son los de la junta directiva, o en su defecto las actividades de la Asociación-de-viudas-de-médicos (tócate los pirindolos...), o actividades varias: Campeonato de golf del colegio médico, el fin de semana taurino del colegio médico, pregones de Semana Santa en el colegio médico, celebraciones religiosas o comilonas varias. Un Colegio Médico que me obliga a estar colegiado, a pagar un pastón mensual, y que me aporta cero (pelotero). Bueno, al acabar la residencia nos dieron una "comidita" y regalaron una corbata a los chicos y un pañuelo a las chicas, detalle que sería la envidia de Berlusconi.

-Error 5, El peor de todos: Creer que un médico es un profesional cualificado, respetado, dignificado, tanto social como económicamente. En otros países de nuestro entorno los médicos son los profesionales mejor pagados, dada su cualificación, turnos de trabajo y responsabilidad. En España somos un profesional más, con sueldos a veces incluso menores que cualquier otro. Ejemplo: Un médico puede cobrar unos 14 euros la hora de guardia. Mi mecánico me cobra 35 euros la hora de trabajo (más IVA). Sin contar que, al tener una nómina, no tenemos derecho a becas, subvenciones, devoluciones o prevendas fiscales. Cierto conocido, con dos coches (uno de ellos audi), vivienda, cobrando el paro, casa de campo y piscina me lo decía claramente: "Salva, no te comas el tarro: para tener dinero, el camino no es trabajar: O defraudas o especulas, no hay otra. Además, los médicos deberíais trabajar gratis, para eso lo vuestro es vocacional".
Por suerte la nuestra es la profesión más bonita que conozco, pero también dura, exigente, con una responsabilidad y un nivel de cualificación tal que deberíamos estar infinitamente mejor pagados. Pero es lo que hay...igual sacamos un fecaloma, que comemos un bocata de mortadela las 3 de la madrugada, por 14 euros la hora. Lo siento si este post me quedó demasiado corporativista, pero es lo que hay.

2 comentarios:

Juana dijo...

De vez en cuando "conviene" ser un poco corporativo, creo que "demasiada" gente piensa que como lo vuestro es "vocacional" no deberíais ni pensar en el dinero, los demás mientras ...... podemos hacer lo que nos de la gana, es decir "negocios".

Miguel Angel dijo...

Me he visto reflejado en todo... incluso en lo del Colegio Médico, que a mí cada vez que me viene lo de los huerfanitos me comen los demonios.