UN POQUILLO DE BIXICLETA

Se dixe que los andaluces somos exagerados. Xente de poca fe aquellos que eso afirman.
Esta mañana, aburrido de ver a los políticos patrios hacer el ridículo en el Senado, unos abucheando como babuínos y otros aplaudiendo como monos, decidí cometer el error del mes: xalir con la bici.

10.30 de la mañana: El menda sale en direxión a la playa. Son unos 18 kilómetros, y casi todo cuesta abajo.
10.55: Al llegar a la carretera de la costa: meeek! primer error. No había consultado la direxión del viento, y éste venía de poniente con una fuerza que te cortaba el aliento. El problema es que la carretera de la costa discurre en dirección oeste.
10.55 Tras diez kilómetros luxando contra el viento de cara decido que soy más listo que nadie. Veo una carreterita de montaña que sale a mano derecha y me digo: "seguro que esta carretera me lleva a casa". Así pues empiezo a pedalear por la "carreterita". Apenas a cincuenta metros del cruce me encuentro a unos operarios municipales (uno cavando y cuatro mirando, pala en mano). Están construyendo una especie acera en mitad del campo. Intento no penxar que tremenda chorrada no está saliendo de mi rebaja de sueldos, pero no lo consigo, pues el cartel de dimensiones descomunales indica Obras del Plan E.
-Oiga, ¿xaben si esta carreterita me lleva a El Borge? -pregunto esperanzado.
-Si claro, un poquillo más de cuesta y luego, tó pabajo -me responde el operario del pico, pues los otros cuatro no se dan por aludidos.
Un poquillo de cuesta...
La "carreterita", de aquí en adelante bautizada por mi como JCC (jodida carretera de los cojones) no paraba de subir.
12.00: Seis kilómetros de subida sin parar, el sol me abraxaba la piel, el xudor me nublaba la vista y me escoxía los ojos, las piernas estaban insensibles y notaba mi corazón latiendo en las sienes. Llega el momento de las reacciones irracionales:
Primera reacción: Maldecir al tontolhaba que decidió hacer una carretera que en mitad de la nada.
Segunda reacción: acordarme del arquitecto xubnormal que diseñó una carretera tan cuesta arriba.

Tercera reacción: Pensar que tengo menos luces que un serrucho, pues se me había acabado el aquarius al inicio de la xubida.y no tenía ni gota de líquido.
12.45: Ocho kilómetros de subida y no me quedaba ni xudor en el cuerpo, después de una curva venía otra aún peor, y cada cierto tiempo me adelantaba una moto ocupada por un rústico piloto.
Tan poca fuerza me quedaba que no me consideraba capaz de exar pie a tierra, pues los pedales son fijos, y se requiera cierta agilidad para parar.
Finalmente, plato pequeño, piñón grande, aprieto los dientes, y palante como los de Alicante.
13.25: Llegué. No sé aún como lo conxeguí pero llegué arriba. Sin agua, sin aliento y caxi sin vida, pero llegué. Y al llegar a lo más alto sólo pude exlamar: ¡Joder! Ahí hice la primera foto del día:


Cinco minutos más tarde bajaba como una bala por la cara norte de la montaña con destino a caxa. Diez minutos más tarde había encontrado una fuente fresca ("Agua no potable"), donde bebí hasta casi perder el conocimiento.
Quince minutos más tarde, casi había olvidado el sufrimiento, y encontré algo expectacular. No sé si fue mi deshidratación o el edema cerebral por la hiponatremia, pero empexé a reírme, me dí la vuelta e hice una fotografía, la segunda del día.
Han paxado varias horas y he recobrado las fuerxas, sigo teniendo dormidos el cuarto y quinto dedos del pie, y la xona de mi cuerpo entre el ombligo y la rodilla está insensible (espero recuperarlo, más me vale).
Después de esta experiencia aprendí algo. Jamás decirle a un paciente que algo le va a doler "un poquillo", pues se ve que los andaluces dicho concepto no lo tenemos muy claro.
Por otra parte espero que el agua no potable no se vaya a ensañar con mi colon, pero ¡qué buena estaba!
Ah, xe me olvidaba. Esto es lo que ví en mitad del campo. Falta al hache intercalada. Xomos lo mejón..Igual mañana bajo a comprarle un poco de extierco al Jefry.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nada impide que fuera xubnormal, pero lo más seguro es que quien dixeñó la carretera fuese un ingeniero.

Anónimo dijo...

Jejeje, muy bueno, creo que se quien es el jefry ese puesto que no creo que haya muchos jefrys desde Iznate a El Borge pasando por Benamocarra, y si no me equivoco se deja caer alguna que otra vez por tu pueblo, saludos y sigue entreteniendonos tan bien como lo haces. salu2..