MI SIETE POR CIENTO

Mi larguísima lengua me ha ocasionado más de un dolor de cabeza (y no por tamaño, sino por exceso de uso, vale ahora alguien puede hacer el chistecillo fácil acerca de las ventajas de tener una lengua larga...).
Siempre he tenido algo muy claro desde mi adolescencia, y he procurado llevarlo siempre a cabo. Ese propósito es jamás callarme cuando sentí la necesidad de decir, expresar algo o protestar. Es algo a lo que nunca renuncié, y espero no renunciar. Cueste lo que cueste.
Por ello me veo en la necesidad de decir algo que quizás levante alguna ampolla. Pero sinceramente, o lo digo o reviento.
La frase es la siguiente: Estoy de acuerdo en que se plantee una bajada y congelación del sueldo a funcionarios y trabajadores públicos, entre los que me incluyo. Como trabajador del sistema público estoy dispuesto a renunciar voluntariamente a una parte de mi salario. Ahí queda eso.
Igual que yo, seguramente habrá cientos, miles de trabajadores dispuestos a ello.
Miles de empleados públicos estamos dispuestos a dar parte de nuestro sueldo para que un padre de familia pueda alimentar a sus hijos mientras busca trabajo, para que un joven pueda encontrar su primer empleo, para que una madre pueda seguir pagando un alquiler para su familia, para que se dé alojamiento y seguridad a una mujer maltratada.
Estamos dispuestos a renunciar a parte de nuestro sueldo para que un anciano pueda comer y vivir con dignidad, para que los niños tengan escuelas dignas, para que los enfermos puedan ser atendidos con equidad independientemente de su capacidad económica. Para que nuestro país, el de todos, pueda atravesar un mal momento.
Y una vez realizado el esfuerzo, no pido, ni solicito. Exijo que:
El dinero que se me quita de mi sueldo no sirva para seguir pagando las letras de los audis y BMW de niñatos que cobran el paro. El gobierno sabe quien compra, quien posee y quien paga las letras de un vehículo de lujo y a la vez cobra el paro. Por ahi no paso.
El dinero que se me quita de mi sueldo no sirva para que alguien se construya una segunda vivienda, un chalet de lujo o un cortijazo. El gobierno sabe quien tiene dos o tres viviendas y a la vez cobra el paro. Por ahí no paso.
El dinero que se me quita de mi sueldo no sirva para pagar una operación de implante de un marcapasos a un paciente alemán, cuyo seguro médico no le cubre en su país porque no para de fumar y beber, y le recomiendan que se venga aquí con un electro bajo el brazo y dos inyecciones de clexane, porque aquí es gratis total. Por ahí no paso.
El dinero que se me quita de mi sueldo no sirva para pagar la tele de plasma en 3D de alguien que yo me sé, porque yo tengo una tele de oferta comprada en Mediamarkt (y eso que dicen que yo no soy tonto, cosa que cada día dudo más).
El dinero que se me quita de mi sueldo no sirva para comprar motos de alta cilindrada, Quads, dogos argentinos, Play Station 3 o irse a la Romería del Rocío con caballos, jamones y fino La guita, porque yo este verano me he ido tres días a Algeciras porque Tarifa era carísimo.
El dinero que se me quita de mi sueldo no sirva para pagarle setecientos euros a un tipo que me coloca un grifo, me zumba cien euracos y me dice que no me hace factura porque "con la que está cayendo no está la cosa para darse de alta".
Y por último, simplemente le pediría a los que mandan una cosa: No nos echen encima a la población, no nos criminalicen por haber estudiado una carrera y tener un trabajo, no digan más lo de privilegiados o nos tachen de insolidarios. No nos traten como si fuéramos tontos y al resto de la población como si fueran subnormales.
Gracias.
...es que si no lo digo reviento.

11 comentarios:

Robin Jud dijo...

Bravo.

No tanto por lo que recriminas al final (que también, entiéndeme), sino por la parte solidaria. Aunque no esperaba menos, para nada.


Un saludo (:

Multidemasiado dijo...

muy bien dicho, si recoges firmas, tendrás la mia

Irene Weil dijo...

Tengo poco tiempo para responderte.Hay funcionarios y funcionarias que se ganan la fama a pulso.Te lo digo con conocimiento de causa.Es loable que hayáis podido aprobar unas oposiciones,otras personas teníamos que trabajar y nos quedamos en contratadas laborales.Produce mucho cansancio sacar entre 4 laborales el trabajo de 8 profesores funcionarios que se tocan literalmente las narices,salen a hacer la compra,se liman las uñas,releen el periódico varias veces,pasan horas hablando con su novia..El tema es complicado.

lola1970 dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, has reflejado la opinión de muchos de nosotros. Gracias¡¡¡¡¡¡¡¡

Ismael dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, ese dinero se debería de destinar a cosas realmente importantes.

Mi nuevo blog es:
www.esconditedelvago.com

Un saludo!!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en que los funcionaros den un poquito de su sueldo para ayudar a aquellas familias que realmente no llegan a final de mes.
También me gustaría que la crisis sirva para que muchos empresarios y trabajadores aprendan a guardar algo para cuando llega la época de las vacas flacas; un buen ejemplo es el de la constucción, donde muchos trabajadores tenian un sueldo mucho más alto que cualquier funcionario y no les importó gastarselo y derrocharlo en coches, casas..., pensando que el paro nunca llegaría a sus vidas.

Anónimo dijo...

simplemente...Olé!!

Anónimo dijo...

Un trabajador de la construccion es que tiene la culpa de la crisis?.No tiene derecho a comprarse una casa, un coche .A que crees( tú) que tiene derecho, a vivir en la calle, un trabajador de LA CONSTRUCCION es eso un trabajador.Tan digno como cualquier trabajo ganando un sueldo y mucho trabajo.Si no se trabajara en la construccion,¿ tu donde vivirias ?.Vamos a echarle la culpa aaaaaaaaaaaaaaaaa los trabajadores de la construccion.Va por ti cometario numero 6

Anónimo dijo...

A soy el anonimo 8, se me olvidor comentar que yo no trabajo en la construccion ,estoy de acuerdo en que esos dinero deven ser para otras cosas,crear puestos de trabajo,darle a muchas personas con muchisimas carencias, muchos niños con hambre en este mundo, pero culpar a un sector de trabajadores creo que NO.Mi hijo tambien es funcionario.Un saludo

Anónimo dijo...

De acuerdo en todo Salva,no dejes de decir lo que piensas,solo queda que tambièn nos quiten eso¡¡
FLORENCE

Anónimo dijo...

A mi parecer, te quedas corto. Soy médico intensivista, y trabajo en el SAS ( Andalucía, imparable ??? ) y en una Clínica privada. Parece que tengo que pedir disculpas por hacer 70 horas semanales y que soy un insolidario y tengo que tributar más que mucha gente. Ojo, creo que estoy malpagado con lo que trabajo y lo mal que lo puedes pasar, porque la UCI, amigos míos, es el sitio donde al final te comes todos los marrones. Pienso que están llegando ( llegaron hace ya ) a hacer lo que se propusieron, tratarnos como una piltrafa e igualar sueldos a nivel de todos los estamentos. Un saludo.