SIN COMENTARIOS

Y una mañana gris perla en la que aparentemente nada iba a suceder en mi vida, una de esas mañanas que no pasarían a la historia, sucedió algo. Un miércoles cualquiera de un año absurdo.
No cambió el mundo. Tampoco mi vida dio un vuelco sustancial, pero algo sí se volvió a remover en lo más profundo de mi ser.
No haré ningún comentario, pero sin duda el vídeo que te recomiendo hoy es para mí la mejor película del año.

1 comentario:

samu dijo...

El vídeo, Salva, es la mejor película del mundo. Eres genial. Casi me has hecho llorar.