EL MALO-MALOSO

Cuando mis neuronas se resisten a comprender algo suelo usar un truco que casi nunca falla. Se trata de ordenar los acontecimientos, problemas o enigmas uno detrás del otro, escribir todo en un papel y pensar la solución.
Hace apenas veinticuatro horas veía una reunión de los máximos dirigentes de nuestra privilegiada Europa, todos ellos sonrientes, en la que deciden "intervenir militarmente" (o sea iniciar una guerra) en Libia. La mayoría de partidos políticos y medios de comunicación hacen palmas hasta con las orejas (Ole ole ole, vamos a liberar al pueblo libio, somos Los Aliados, que venimos a salvaros).
Y como no entiendo nada, seguramente debido a que mi única neurona la dedico a otros menesteres, decido escribir a ver si me aclaro.
1.- Existe un tirano malo maloso (con cara de malo-perverso) en un país con muchos recursos naturales.
2.-El tirano malo-maloso nos regala sus recursos naturales a cambio de que lo hagamos multimillonario, lo tratemos como a un estadista y le vendamos armamento hasta formar un ejército bien gordo (¿alguien ha visto la macrourbanización de Gadafi en Marbella?).
3.-El tirano dictador malo-maloso en un momento dado que oprime, bombardea, asesina y expulsa de sus casas a la población con las mismas armas que le vendimos.
4.- La "legalidad internacional" no puede permitir que eso ocurra, se reunen los dirigentes de las principales potencias armamentísticas.
5.- La ONU emite una resolución instando al malo-malo, feo y apestoso a que deje de portarse mal, que puede seguir como hace tres meses, asesinando en silencio, pero que no lo haga con la CNN por delante que queda feo.
6.- El tirano se limpia el culo con la resolución de la ONU.
7.- La ONU emite un papelito certificando que el tirano malo-maloso es además un indeseable, los pedos le huelen fatal y lo que está haciendo no se debe hacer, por lo tanto le van a dar una dosis de metralla que lo va a flipar. Doce horas más tarde empieza la guerra.
Y yo me pregunto:
-Estos siete primeros puntos, uno detrás del otro, se han cumplido en el Sahara Occidental. Un tirano masacró a una población, los expulsó de sus casas, le vendimos y seguimos vendiendo el armamento, se limpió el culo con las resoluciones de la ONU instándole a respetar al pueblo saharaui (y si no respetarlo al menos devolverles sus casas), y mantiene a doscientas mil personas en el desierto de La Hamada, el desierto más hostil de la Tierra, malviviendo de la limosna internacional y esperando que se mueran.
No se reunen de urgencias los señores presidentes de las Potencias Internacionales porque el malo-maloso de Marruecos aún tiene la sartén por el mango, aún no tiene los pedos apestosos o aún no ha matado al número de niños suficientes delante de una cámara de la CNN (quizás porque a los saharauis nada podemos ya robarles que no sea su vida).
-Hace ocho años se produjo exactamente la misma situación en los puntos uno hasta el seis, el punto siete no se produjo porque algunos tenían intereses en Irak, y vetaron la autorización de los bombardeos. Los mismos que salieron a la calle diciendo No a la Guerra hoy apoyan el inicio de una nueva guerra "amparada por la legalidad". O sea, que únicamente el No a la Guerra se basaba en la falta de la autorización de la ONU. Vaya mala suerte tengo, y yo que creía que era un movimiento en favor de la Paz, la no violencia y una apuesta contra las guerras. Eso me pasa por iluso.
No me gusta escribir acerca de política en mi blog, pero hay veces en las que debo apagar las noticias por las nauseas que me producen.
Dixit.

3 comentarios:

Remedios dijo...

Tan bien explicado que hasta un niño de cinco años lo entendería. Pero los motivos y las justificaciones para una guerra, no se pueden explicar de esta forma tan clara. Da miedo.

Luna dijo...

Estoy en gran parte de acuerdo contigo, pero no en todo. Dices que la diferencia entre la Guerra de Irak y la que acaba de comenzar en Libia, es la resolución de la ONU, y no, no es esa la principal diferencia.
La principal diferencia es que en el caso de Irak, se justificaba la guerra con una excusa falsa (armas de destrucción masiva), y en la de Libia, al menos, la excusa es cierta, aunque no sea la verdadera razón.
Y una diferencia menor, sería que en la guerra de Irak, el más malo maloso no era el Presidente de Irak, sino el de EEUU, y en el caso Libanés, Gadafi se lleva la palma, por malo, por loco y por hijo de puta.
Saludos!
Luna Urbana

salva dijo...

Querida Luna:
La excusa de Irak no sólo era lo de las armas de destrucción masiva. Era la masacre sobre el pueblo iraquí, la liberación del tirano, etc... En el caso de Gadafi, yo lo pongo al mismo nivel que Sadam, un tirano más de los muchos que hay.
Lo que no llego a entender es que hace unos meses era tratado como un estadista y hoy es un loco hijo de puta.
Lo que me enerva es que intenten manipunarlos como si fuesemos tontos con téminos como "Operación de liberación" "los aliados", los "rebeldes" el "tirano" Operacion "Odisea del Amanecer" (que suena a película de Bruce Willis). Para mi todas la guerras son iguales y tengo muy claro que cada 5-6 años los EEUU necesitan vaciar sus almacenes de bombas para seguir fabricando. Y las bombas se gastan lanzándolas. Excusas siempre habrá para iniciar una guerra. Si nos lo creemos a pies juntillas es nuestro problema. Un abrazo