ANDALUCÍA, PER Y CHOCOLATE

Estoy un poco cansado de oír a la gente más variopinta diciendo que ellos tienen la solución a la crisis. Ya me duelen las orejas cada vez que oigo al listillo de turno echándole la culpa de todo a los chinos por trabajar mucho, a los inmigrantes por quitarnos el trabajo, a los viejos por enfermar, a la presidenta de Argentina por ser tan fea, o a la Merckel por tener esa pinta de cabo gastador (que muchos querrían para España por otra parte). Pero los que más me tocan las zonas pudendas (por no decir la bolillas), son los que están plenamente convencidos de que la culpa de todo es, como dicen ellos "de la gente del PER".
La teoría de estos sesudos analistas económicos es que en Andalucía hay mucha gente que cobra el PER ( en realidad es una renta Agraria, pero seguiremos hablando de PER) mientras se construyen mansiones de lujo y se compran coches de alta gama. 
Esta conversación la tuve hace apenas dos días con alguien; mientras compartíamos café y donut, volvíamos a solucionar los problemas mundiales.
-Y para colmo en Andalucía, el PER -decía ofuscado- un montón de gente cobrando la sopa boba y construyéndose chalet "atuttiplén".
-No creo que eso sea así -le respondí- pues los que cobran el PER deben pagar su propia seguridad social, cobran sólo algunos meses al año y apenas terminan cobrando unos 500 euros al mes.
-Si, pero 500 eurazos por la cara -espetó empezando a mirarme con ojos sospechosos- si a eso le suman el dinero que cobran por otra parte...
-Si están en el sistema agrario sólo trabajan en el campo -le dije- y ahí el trabajo es temporero, precario y ganan apenas 30 euros al día. 
-Sí claro -repuso sabiendo que iba a ganarme en el debate- ¿y el trabajo en negro donde te lo dejas?
-Claro, el trabajo en negro -repuse- por cierto, ¿tú tienes una señora contratada en tu casa no?
-Sí, una señora de pueblo; viene a casa tres días a la semana -dijo sonriente.
-¿y está asegurada? -pregunté.
-Bueno, no está la cosa para asegurar demasiado -respondió sonriente- además creo que ella cobra el PER y con eso le llega.
Mi reflexión del día: Quizás si se pagase de una forma digna, cumpliendo la ley, no serían necesarios los subsidios, las ayudas ni las mentiras, por otra parte imagino que si eso sucediera nos llamaríamos Suecia.
Y ahora me voy a comprar las medicinas a mi abuela, pero eso será motivo de otro post.

No hay comentarios: