LA GENTE Y EL ALMA

...esta mañana he sentido un frío irreal y doloroso que me ha recorrido atravesándome como un rayo. 
(No me considero alguien especialmente bueno; creo que soy una persona bastante normal, con mis intereses, mis ilusiones y mis egoísmos. Sin duda no soy un héroe ni una persona con una bondad extrema. 
Si bien es cierto que no puedo soportar el sufrimiento de un niño, eso no me convierte en alguien bondadoso.)
Esta mañana no tenía nada de especial. Una de esas mañanas de otoño que empiezan con una tostada, un café con leche, y algo de sueño atrasado con la radio de fondo.
(No soy el más sensible, ni el más solidario. Lloro en el cine  cuando las películas son de llorar, me río cuando son de reír y me aburro cuando son de directores iraníes.) 
La tostada estaba casi acabada y el café se enfriaba cuando una periodista de voz neutra anunciaba la entrevista al presidente de un gran banco.
La voz de aquel hombre sonaba gélida, casi glacial, mientras desgranaba cifras multimillonarias.
(No soy un héroe, tampoco un villano, pero aquellas palabras...)
-Sin duda debemos ganar en competitividad -la voz sonaba eléctrica, impersonal, sin alma- y eso lo conseguiremos redimensionando las plantillas.
-¿cuanta gente? -la voz de la periodista sonaba sin tono.
-Estimamos que unas seis mil personas.
He apagado la radio, acabado el café y he salido a la terraza. 
En ese momento he pensado en seis mil familias y en muchos miles de vidas, he pensado en un tipo con corbata firmando sin vacilar miles de despidos para ser competitivos...entonces he sentido un frío irreal y doloroso que me ha recorrido atravesándome como un rayo al pensar que estamos en manos de gente sin alma. 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO.
FLORENCE

amelche dijo...

Sin alma y sin vergüenza ninguna.

Anónimo dijo...

MI ESPERANZA....QUE ALGÚN DÍA RECUPEREMOS TODAS ESAS ALMAS PERDIDAS....

Salva dijo...

Este mundo que describes, esta sociedad, estas personas con criterios de un "yo egocentrista" son una realidad que solo cambiará desde el interior de cada uno individualmente.
Aportar lucidez a nuestra conciencia, es la opción mas adecuada para cambiar nuestra realidad.
Un saludo.

Salva dijo...

Este mundo que describes, esta sociedad, estas personas con criterios de un "yo egocentrista" son una realidad que solo cambiará desde el interior de cada uno individualmente.
Aportar lucidez a nuestra conciencia, es la opción mas adecuada para cambiar nuestra realidad.
Un saludo.

Marilia dijo...

Yo también siento una punzada dentro cuando veo y oigo alrededor un mundo deshumanizado. Me cuesta entender que haya gente que se preocupes más del dinero que de las personas.
Menos mal que aun queda gente que le dé ese punto de cordura que necesitamos.
Me he visto muy reflejada en tus palabras.

No es el momento ni el lugar, pero quería aprovechar para comentarte que te sigo desde hace mucho tiempo, que me gusta la humanidad de tus escritos, y que considero oportuno que haya más gente que lo conozca. Por eso hice una mención especial a tu blog en el mío.
Me conformo con que haya servido para que otros lo puedan disfrutar igual que yo, y con que sea ésto una forma más de que veas reconocido tu trabajo, no me atrevo a pedir nada más.
http://marilialmar.blogspot.com.es/2013/03/premio.html

Un saludo

Miriam dijo...

..Hola , hace mucho que no escribes en el blog...no lo habrás cerrado, no?

amelche dijo...

A ver si este vídeo te anima a seguir escribiendo:

http://www.youtube.com/watch?v=wQtbBYMxNWU&feature=player_embedded

(Si no funciona el enlace, busca en You Tube "Querido yo a los 17 Promoción Valme 2007-2013".)

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Hace mucho que no escribes y se echa en falta...