MI PREGUNTA

Queridos, estimados y amados políticos:
Hoy quiero demostraros mi ignorancia porque, sinceramente hablando, hay muchas cosas que no logro entender. 
Ante todo os diré que creo que los políticos son, más que necesarios, imprescindibles para la democracia, pues debéis representarnos. Me niego a creer que un gobierno de tecnócratas o caudillos sea la solución a nada.
También os digo que no critico vuestros sueldos. Un político que trabaje por su gente debería cobrar un sueldo digno, lo contrario dejaría la política en manos de los más ricos o de los corruptos.
Tampoco quiero ser demagogo, pues soy consciente que lo fácil que en estos tiempos convulsos y ciertamente extraños es echar la culpa de todo a los políticos y quedarse tan ancho. 
Como no pretendo ser más listo que vosotros ni éste es un blog de economía, no voy a debatir acerca de vuestros recortes, vuestros gastos o vuestras decisiones.
Tan sólo os voy a pedir una explicación. Con ella volvería a creer en muchas cosas: 
Cuando casi seis millones de personas están en paro en nuestro país, la sanidad pública a punto de desaparecer, miles de personas pierden sus viviendas diariamente, cuando las condiciones laborales cada día nos acercan más al siglo XIX, cuando desaparecen ayudas a las personas dependientes y mucha más gente de la que pensáis está en la pura miseria...
¿Por qué hostias tenéis de desplazaros en un maldito Audi A8?
Imagino que ningún político profesional responderá a mi pregunta. Pero a lo mejor si la red funciona...

1 comentario:

amelche dijo...

Seguro que te contestan que no era un Audi, que iban andando. Vamos, que lo habrás soñado, aunque lo hayas visto con tus propios ojos. Son capaces de convencerte de que esa pared blanca, es negra. Es impresionante el grado de cinismo que tienen.

Que cobren un sueldo digno, sí, pero no superior al resto de los mortales. Que tampoco hace falta que se zampen las ostras y los langostinos a costa de todos nosotros cuando existen los menús de diez euros (y de menos euros, también). O cuando se puede ir en un coche más barato, que gaste menos en gasolina, reparaciones, revisiones, etc. (Por cierto, a mí nadie me paga la comida cuando me toca quedarme en mi lugar de trabajo por la tarde, ni la gasolina para desplazarme, ni el chófer, ¿por qué a ellos sí?)